Actualidad

De la hoguera al Diazepam

Este texto no pretende mostrar positividad o esperanza, es un recordatorio histórico del binomio salud mental-mujer y una muestra del camino que nos queda por andar. 

Si eres mujer es muy probable que en algún momento de tu vida alguna de tus parejas de género masculino te habrá llamado loca. Estás loca. Seguro que lo has escuchado en más ocasiones, cuando le has ‘quitado’ el sitio el aparcamiento a un varón o has rebatido las ideas de algún compañero de trabajo. El término loca sirve para desautorizar, ridiculizar o ignorar el discurso femenino. Loca, una palabra corta, pero con un largo recorrido.

Las mujeres han sido históricamente calificadas de inferiores mentales, débiles y con predisposición a estar permanentemente enfermas física o mentalmente. Este argumento utilizado por el género masculino ha servido durante siglos para mantener a raya a las desobedientes, irreverentes e insumisas.  Las mujeres que causaban desorden, se atrevían a vivir independientemente o disfrutaban su feminidad de una forma no autorizada, eran las brujas en una época, las alborotadoras en otra y siempre, las locas. Y a estas, por orden del sistema patriarcal, había entonces y ahora que silenciarlas, por su propio bien y del entorno.     

Han pasado siglos y el sistema patriarcal en el que vivimos las mujeres con y sin diagnóstico de salud mental, sigue siendo muy similar, a pesar de la igualdad promovida por entidades legislativas y el entramado normativa que pretende asegurar la equidad entre ambos géneros. La igualdad en nuestros días, es una realidad relativa y teórica, a pesar  de ser pieza clave para conseguir un desarrollo comunitario sostenible.                                

Las estadísticas nos muestran que en mujeres con diagnostico de enfermedad mental aumenta hasta 4 veces el riesgo de sufrir violencia en sus entornos, el 40% de estas  mujeres ni siquiera identifican como violencia estas situaciones. (Fedeafes, 2020). Por otra parte, ser víctima de violencia de género nos hace más vulnerables a padecer trastornos adaptativos, adicciones o trastornos alimentarios, entre otros. Antes, nos mandaban a la hoguera, ahora no se tienen en cuenta los testimonios de estas mujeres y se encuadran directamente en los delirios que puede provocar la patología.  Loca, estás loca. 

La ansiedad y la depresión son más comunes en el género femenino, ambos trastornos producidos en gran parte por el contexto patriarcal en el que las mujeres desarrollamos nuestra cotidianidad. Vivimos en una sociedad que nos educa de manera diferente a los hombres  y que permite la violencia sistemática hacia nosotras. 

Por todo esto, solo nos queda organizar la rabia acumulada para cambiar el rumbo de la historia y finalmente romper el paradigma patriarcal excluyente que primero nos enferma para después, dejarnos caer. Este texto no pretende mostrar positividad o esperanza. 

                                                                                                                              

Grupos de Ayuda Mutua (GAM)

Es un espacio de corte informal, donde las personas usuarias de la asociación comparten experiencias de vida relacionadas con su salud mental y las dificultades que atraviesan en su vida cotidiana debido a la enfermedad de una manera abierta y recíproca. Estos grupos tiene como objetivo el aprendizaje colectivo, la mejora de sus situaciones y principalmente se busca promover el apoyo mutuo y el empoderamiento, individual y colectivo.

Las reuniones de este grupo se han retomado con mucha  fuerza e ilusión, con el objeto de dejar atrás los duros meses de confinamiento y las consecuencias negativas anímicas y psicológicas que  este ha provocado en las personas usuarias. Los martes de 16h-18h, los GAM de hombres, mujeres y mixto se reúnen en el local de la asociación para explorar e intentar dar respuesta a sus inquietudes y miedos, pero también para dar forma a sus ilusiones y oportunidades futuras. 

El pasado 28 de Abril de 2020 fué publicada la resolución de la subvención de la ayuda destinada a financiar programas de ayuda mutua y autoayuda llevados a cabo  por asociaciones o entidades sin ánimo de lucro de pacientes, familiares, voluntariado sanitario o aquellas cuyo fin sea la mejora de la calidad de vida de los pacientes, para el ejercicio 2020, por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública.          

Desde Menstopia queremos agradecer a la CONSELLERIA DE SANIDAD UNIVERSAL Y SALUD PÚBLICA  la concesión de este tipo de ayudas, puesto que, hace posible que podamos ofrecer un servicio de calidad a nuestras personas usuarias.

Menstopia

Somos una asociación sin ánimo de lucro, que nace con el objetivo fundamental de ayudar a lograr una efectiva integración social de las personas diagnosticadas de alguna enfermedad mental y/o con diversidad funcional cognitiva o intelectual.

Contacto

© Menstopía 2020. Todos los derechos reservados. Política de privacidad – Términos y condiciones.

Registro de Asociaciones de la Comunidad Valenciana, Sección Primera con número CV-01-052469-V (2014).